Sunday, May 23, 2021

Los electrotrenes 432

 
Un electrotrén en Santander. Años 70. Enrique Vives, colección Xavier Tomás. 

Un electrotrén aún sin matricula inscrita saliendo de Barcelona-Término. Años 70. Archivo Histórico Ferroviario

En 1971 comenzaron a prestar servicio los primeros electrotrenes, los 432, suponiendo un importante avance en la calidad de nuestros ferrocarriles. Hasta su baja en 2010 los electrotrenes fueron un tren distinguido en la historia ferroviaria española.

El electrotrén 432-010 (520 en la nomenclatura antigua) saliendo de Tarragona hacia Barcelona. 1978. Christian Wenger

El electrotrén Barcelona-Bilbao saliendo de Zaragoza el Portillo. Años 70. En primer plano el coche de 1ª y cafetería, seguido del remolque intermedio y, en cabeza el motor con 2ª y furgón. Enrique Vives, colección Xavier Tomás

Orígenes

Coche motor recién salido de fábrica, aún sin matricular. 1971

Electrotrén no identificado pasa por Beasain. Aún con dos coches. 1972. Miguel Cano López-Luzatti

En los ferrocarriles españoles, “electrotrén” se refiere, más allá del obvio significado de ser un tren eléctrico, a trenes autopropulsados eléctricos para servicios de calidad con 1ª y 2ª clase y cafetería. Con esta denominación, ha habido en Renfe tres generaciones de electrotrenes, la primera, los 432 desde 1971, la segunda los 444 desde 1988 y, la tercera desde 1987, con los 444-500 (448 desde 1992).

El electrotrén 432-020 saliendo de Barcelona-Término. 1986. Bruneau, colección Felipe Aranda. Archivo Histórico Ferroviario

Electrotrén de 2ª generación 444-005 en un servicio Irún-Vigo. Alsasua 1989. José Ignacio López

Electrotrén de 3ª generación 444-500 en un IC Madrid-Zaragoza cerca de Calatayud. 1989. Juan Acón

Durante casi dos décadas fueron parte capital de la red de trenes rápidos junto a los Talgo y los TER. Con los electrotrenes, Renfe inició un modelo de explotación caracterizado por el uso de trenes autopropulsados como trenes principales en relaciones diurnas, en detrimento de las composiciones convencionales remolcadas, gracias a las ventajas debidas a su configuración y oferta de plazas, considerada tradicionalmente más apta en España.

Doble composición de electrotrenes, en cabeza el 432-018 (antiguo 528) de 3 coches y en cola otro de 2 coches. Oviedo años 70. Enrique Vives, colección Xavier Tomás

Asientos originales de 1ª. Más abajo 2ª y cafetería. Todos similares a los del TER. 



Hasta finales de los años ochenta, los servicios con estos trenes fueron denominados “electrotrén”, nombre que, a pesar de ser solo descriptivo, caló entre viajeros y ferroviarios, asociado a un servicio de calidad, a lo que también ayudaba su vistoso color rojo dominante.

Electrotrén 432-002 (antiguo 512) en Santander. El motor ya lleva nuevos bogies. Años 80. Enrique Vives, colección Xavier Tomás

Electrotrén en Venta de Baños. El frontal del coche remolque de 1ª era el habilitado para la intercomunicación en composiciones múltiples. Años 70. Enrique Vives, colección Xavier Tomás

Su origen se remonta a la conclusión de dos núcleos de líneas electrificadas a finales de los años sesenta, uno entre el norte de España y Madrid y otro en Cataluña. Renfe dado el éxito de los automotores diesel TER desde 1965, optó por un modelo similar, con tracción eléctrica, aunque más potente y capaz de alcanzar los 140 km/h en lugar de los 120 del TER. 

Doble composición de electrotrenes, en cabeza el 432-011 (antiguo 521) en un Santander-Madrid. Venta de Baños 1983. Enrique Vives, colección Xavier Tomás

El electrotrén 432-014 (antiguo 524) estacionado en Madrid-Príncipe Pío. Años 70. Archivo Histórico Ferroviario


Al estar electrificadas a 1500 V buena parte de las líneas del norte, frente a las nuevas electrificaciones a 3000 V, los electrotrenes eran bitensión, aptos para ambas tensiones.

Electrotrén 432-018 (antiguo 528) saliendo de la madrileña estación de Atocha. El motor ya lleva nuevos bogies. Años 80. Enrique Vives, colección Xavier Tomás

Electrotrén 432-005 (antiguo 515) en Santander.  Años 70. Enrique Vives, colección Xavier Tomás
 

Características técnicas


Doble composición entrando en Madrid-Chamartín. Años 70. Enrique Vives, colección Xavier Tomás

Electrotrén 432-018 (antiguo 528) en Ponferrada. 1989. Jordi Rallo

Como se ha señalado, los 432 son una versión eléctrica de los TER y, sucesivamente, los electrotrenes de 2ª y 3ª generación son evoluciones de los 432.

Electrotrén 432-014 (antiguo 524) en Burgos. 1980. P. Cvikevic, colección Werner Brutzer

TER 597-048. Años 70. Archivo Histórico Ferroviario

Fueron equipados con cajas y bogies similares a los del TER, con espacio para los motores de tracción y la misma suspensión helicoidal, insatisfactoria a velocidades superiores a 120 km/h.

Electrotrén en Madrid-Chamartín. 1979. José Ignacio Esnarriaga

Electrotrén 432-008 (antiguo 518) en Madrid-Chamartín. Años 70

La configuración inicial era de un coche motor con cabina de conducción, con furgón y 72 plazas de 2ª clase y un remolque con cabina de conducción con bar y 56 plazas de 1ª.

Un electrotrén de dos coches en las cercanías de Santander. Años 70. Enrique Vives, colección Xavier Tomás

Electrotrén en doble de tres y dos coches. Cercanías de Asturias. Años 70. Enrique Vives, colección Xavier Tomás

Los bogies del motor contaban cada uno con dos motores de tracción suspendidos MB3165A. Tanto los bogies como los motores fueron sustituidos entre 1983 y 1984, los bogies por los que equipaban a los electrotrenes 444 y las unidades 440 y los motores por el modelo más moderno MB3165B, aunque con la misma potencia que el anterior, 290 kW.

Electrotrén 432-019 (antiguo 529)Años 70

Detalle de los bogies nuevos del coche motor

Dado que la potencia y aceleración eran suficientes, entre 1975 y 1979 se incorporaron nuevos remolques intermedios con 88 plazas de 2ª clase.

Electrotrén 432-017 (antiguo 527) remolcado por una locomotora 269. Oviedo años 70. Enrique Vives, colección Xavier Tomás

Electrotrén 432-013 (antiguo 523) llegando a la madrileña estación de Atocha. Años 80. Enrique Vives, colección Xavier Tomás

 Electrotrenes 432 

Parque

20

Recepción

1971-72

Recepción remolque intermedio

1975-76

Composición

M-R-Rc (M-Rc)

Peso (tm.)

151,4 (108,2 M-Rc)

Longitud (m.)

79,8 (53,4 M-Rc)

Anchura (m.)

2,95

Potencia continua

1.160 kW

Velocidad máxima

140 km/h

Tensión de alimentación

1,5-3 kV cc

Plazas sentadas

212 (124 M-Rc). 52-1ª, 160 (72)-2ª

Constructores (parte mecánica)

CAF, Macosa

Constructores (parte eléctrica)

WESA



Electrotrén 432-011 (antiguo 521) pasando por Villabona. Años 70. Enrique Vives, colección Xavier Tomás

Electrotrén Barcelona-Bilbao en Zaragoza el Portillo. Años 70. Archivo Histórico Ferroviario

En 1971 comenzó a aplicarse el sistema de matriculación UIC, asignándoseles la serie 432, contando por pocos años también con la antigua serie 500 (trenes 511-530). Esta matrícula estuvo inscrita en los motores (WMD) y remolque con cabina (WRc), no en los intermedios (Ri), solo matriculados con el sistema UIC al incorporarse entre 1975-76.

 
Doble composición, en cabeza el 432-011 (antiguo 521) en Madrid-Chamartín. Años 70. Enrique Vives, colección Xavier Tomás

Motes

Electrotrén saliendo de Barcelona-Término. Años 70. Ramón Fábregas

Electrotrén en doble (432-010 en cabeza) de tres y dos coches en Burgos. Años 70. Enrique Vives, colección Xavier Tomás

En tantos años de protagonismo, los electrotrenes han recibido numerosos apodos, el principal el de “Obispos”, que relaciona su vistoso color rojo con algunas vestimentas de la jerarquía católica. También han hecho los relacionados directamente con su llamativo color: “coloraos”, “cangrejos”, “demonios”, “diablos” o “chorizos”.

 
Electrotrén 432-012 (antiguo 522) llegando a Garraf. 1982. Enrique Vives, colección Xavier Tomás

Electrotrén 432-013 (antiguo 523) con el "Río Eresma" Segovia-Toledo. 1989. Ignacio Martín Yunta

Electrotrén 432-020 con colores largo recorrido. Palencia Ca. 1990. Enrique Vives, colección Xavier Tomás

Electrotrén 432-004 y otro no identificado con colores de regionales. 2005, cerca de Tudela. Felipe Aranda

Electrotrén con Renfe-operadora pasando en canal Imperial en Gallur. 2008. Jesús Portas

Decoraciones y reformas

Foto tradicional de Renfe: electrotrén pasando por El Escorial. Años 70. Archivo Histórico Ferroviario

La primera y más significativa reforma se produjo entre 1975 y 1976 cuando fueron integrados los remolques intermedios de 88 plazas de 2ª. Tras esta, en 1982 fueron sustituidos en un primer tren los bogies originales del coche motor, reemplazados por unos nuevos de origen suizo, fabricado por Schindler, como los de las unidades 440 y los electrotrenes 444.


Electrotrén saliendo de Barcelona-Término. Años 70. Archivo Histórico Ferroviario

Entre 1983 y 1984 fueron sustituidos los del resto de los motores y en esta misma operación fueron también sustituidos los revestimientos interiores, las cortinas y los asientos.

Electrotrén 432-009 lado motor, sin paso para intercomunicación y a la derecha el 018, lado remolque con el paso habilitado. Ambos con el segundo esquema de pintura de los 432. 1988. Ignacio Martín Yunta

Detalle de la cabina de conducción

Entre 1984 y 1989 se sustituyeron los bogies de los remolques intermedio y con cabina y se modernizó la pintura, imprimiendo un rojo más vivo que incluía el techo, anteriormente plateado, modernizando las franjas plateadas y rotulando en amarillo las demás indicaciones. 

Electrotrén 432-014 en Zaragoza el Portillo, arriba lado motor y abajo lado remolque. 1988. Ángel González Mir


Electrotrén 432-014 y otro en cola en Venta de Baños. 1988. José Ignacio López

En 1989 fueron suprimidas las puertas de los testeros de los coches de 1ª e instalado un nuevo equipo de calefacción eléctrica. Al año siguiente fueron pintados con el esquema de pintura blanco y azul de los electrotrenes 444-500 de la tercera subserie, sustituyendo los asientos, suelos, cortinas y revestimientos; la cafetería fue desmantelada quedando como espacio para ocio y venta en máquinas; también fueron suprimidos los estribos escamoteables de las puertas de acceso, así como reemplazadas las puertas correderas del furgón. 

Electrotrén 432-008 en Miranda. Ca 1989. Enrique Vives, colección Xavier Tomás

Electrotrén saliendo de Tudela. Años 80. Felipe Aranda. Archivo Histórico Ferroviario

Electrotrén 432-004 con un regional exprés Córdoba-Cádiz, en la capital cordobesa. 1992. José Antonio Pacheco

Entre 1991 y 1992 fueron repintados con los colores de Regionales, cambiando el azul por el naranja, esquema modificado a partir de 2004 incluyendo tonalidades moradas de la nueva Renfe-operadora.

Electrotrén 432-018 en Madrid-Chamartín. 1991. Phil Richards


Regional exprés llegando a Zaragoza. Años 90. José Ignacio López

Electrotrén 432-018 saliendo de Medina del Campo. 2018. Ignacio Martín Yunta

También desde aquel año a alguno de los trenes les fue suprimido el remolque intermedio, quedando con la configuración original.

Reunión de electrotrenes en Fuencarral. De izquierda a derecha: 444, 444-500 de la segunda subserie y de la primera y 432. 1989. Ignacio Martín Yunta

En Barcelona San Andrés Condal, doble composición de 432 y 444. 1988. Jordi Rallo

A la izquierda el 444-501 y a la derecha el 432-002 en Chamartín. 1988. Vicente Miralles

 

Servicios “electrotrén” (1971-87)

Por tierras asturianas doble composición de dos y tres coches. Años 70. Enrique Vives, colección Xavier Tomás

Ver entrada “Los nombres de los trenes”.

Electrotrén 432-017 saliendo de Vigo con destino Hendaya. 1982. Carlos Barreiro

Hasta 1987 prestaron servicios designados como “electrotrén”, siendo desplazados desde aquel año por los 444 y 444.500, a servicios regional exprés. En esta etapa la mayor parte de sus servicios fueron de largo recorrido y algunos también rápidos, pero de tipo regional:

Electrotrén saliendo de la estación de Barcelona-Término. Años 80. Ricard Ricón

En los de largo recorrido, el primero el Madrid-Gijón el 23 de mayo de 1971, al que siguieron otros en las mismas líneas del norte, en el decenio de los setenta: Santander, Bilbao y Hendaya y, fuera del eje norte, solo un efímero servicio semanal Madrid-Córdoba en 1972.

Electrotrén 432-005 (antiguo 515), lado remolque, en Oviedo años 70. Enrique Vives, colección Xavier Tomás

Electrotrén 432-001 con un regional exprés en Villalba. 1990. Ignacio Martín Yunta

En el mismo decenio se pusieron en marcha varios servicios transversales, el primero en 1972 entre Gijón y Hendaya y después de Barcelona a Valencia, Bilbao, Gijón y Valencia-Cerbère.

Electrotrén 432-005 (antiguo 515). Oviedo años 70. En primer plano el motor 2ª-furgón. Enrique Vives, colección Xavier Tomás

Electrotrén estacionado en Castejón. Años 80. Enrique Vives, colección Xavier Tomás

En los años 80 se crearon nuevos servicios radiales a Jaén, Zaragoza, Pamplona, Logroño, Valladolid, Palencia y León, el Toledo-Madrid-Zaragoza y transversales de Barcelona a Zaragoza, Vigo y Santander y el Vigo-Hendaya.

Electrotrén 432-001 con un Toledo-Zaragoza, saliendo de Madrid-Chamartín. 1989. Ignacio Martín Yunta

También es destacable su papel en algunas relaciones catalanas pues, a pesar de ser trenes de larga distancia, dada la concentración de líneas electrificadas en Cataluña resultaban adecuados para servicios en ciudades y áreas densamente pobladas en el arco Lérida-Tarragona-Barcelona-Gerona-Cerbère y, particularmente en el corredor fronterizo Barcelona-Port Bou/Cerbère.

Electrotrén llegando a Tarragona. Años 70. Enrique Vives, colección Xavier Tomás


Fuera de Cataluña, también prestaron servicios testimoniales Madrid-El Escorial en el verano de 1972 y una también efímera relación Madrid-Valladolid en 1973.

 
Electrotrén 432-001 en Valladolid. 1985. P. Cvikevic, colección Werner Brutzer


Años 

 

Servicios de los electrotrenes 432

 

1971

Madrid: Gijón, Santander; Barcelona: Reus (2), Cerbère; Reus-Cerbère

1972

Madrid: Gijón, Santander, Hendaya, Bilbao, El Escorial (3), Córdoba; Gijón-Hendaya; Barcelona: Cerbère (2), Reus (2); Reus-Cerbère

1973

Madrid-Gijón, Santander, Hendaya, Bilbao, Valladolid; Gijón-Hendaya; Barcelona: Cerbère, Reus (2), Valencia; Reus-Cerbère; Valencia-Cerbère

1974

Madrid-Gijón, Santander, Hendaya, Bilbao; Gijón-Hendaya; Barcelona: Valencia, Reus (2); Valencia-Cerbère

1975

Madrid-Gijón, Santander, Hendaya, Bilbao, Valladolid; Gijón-Hendaya; Barcelona-Valencia; Valencia-Cerbère

1976-78

Madrid-Gijón, Santander, Hendaya, Bilbao; Gijón-Hendaya; Barcelona: Bilbao, Valencia (2)

1979

Madrid-Gijón, Santander, Hendaya, Bilbao; Barcelona: Bilbao, Valencia (2), Gijón

1980

Madrid-Gijón, Santander, Hendaya, Bilbao; Barcelona: Bilbao, Gijón

1981

Madrid-Gijón, Hendaya, Bilbao, Jaén; Barcelona: Bilbao, Gijón, Lérida (2), Cerbère, Gerona

1982-83

Madrid-Gijón, Bilbao, Hendaya (y 444), Jaén; Barcelona: Bilbao, Zaragoza; Vigo-Hendaya (y 444)

1984

Madrid-Gijón, Hendaya (y 444), Zaragoza, Jaén; Barcelona: Bilbao, Gijón, Vigo; Vigo-Hendaya (y 444)

1985

Madrid-Gijón, Hendaya (y 444), Zaragoza (2, y 444), Jaén; Barcelona: Bilbao, Gijón, Vigo; Vigo-Hendaya (y 444)

1986

Madrid-Gijón, Hendaya (y 444), Zaragoza (2 y 444), Jaén (y 444); Barcelona: Bilbao, Gijón, Santander, Vigo; Vigo-Hendaya (y 444)

1987

Madrid-Gijón (y 444), Pamplona, Jaén (y 444); Barcelona: Bilbao, Gijón, Santander, Vigo, Figueras

1988

 

Madrid-Gijón, León, Segovia, Ávila, Valladolid, Logroño, Pamplona, Zaragoza; Toledo-Zaragoza; Barcelona: Ripoll, Figueras, Manresa (y 444)

1989

 

Toledo: Segovia, León, Ávila; Valladolid-Toledo-Burgos; Madrid-León, Jaén, Puertollano (2); Jaén-Sevilla, Ciudad Real-Alicante, Barcelona-Manresa

1990

Madrid: Ávila, Palencia, Burgos, Toledo (2), Puertollano (2), Jaén; Toledo: León, Segovia; Jaén-Sevilla, Sevilla-Cádiz (6); Ciudad Real-Alicante; Interurbanos: líneas Valladolid-Irún; Zaragoza-Calatayud; Miranda-Zaragoza 

1991

Madrid: Toledo, Ponferrada, Burgos, Vitoria, Albacete, Jaén; Toledo: León, Segovia; Vigo-Orense-Gijón; León-Gijón (2); Ciudad Real-Alicante; Alcázar-Ciudad Real; Sevilla: Jaén, Cádiz (6)

1992

 

Madrid: León, Gijón, Orense, Burgos, Vitoria, Zaragoza, Albacete, Jaén (2); Toledo-Segovia; Zaragoza-Vitoria; Vigo-Orense-Gijón; León-Gijón (2); Ciudad Real: Alicante, Albacete; Jaén-Sevilla. Red Catalunya Exprés

1993

Madrid: León (2), Palencia, Burgos, Vitoria, Albacete, Jaén (2); Toledo-Segovia; Vitoria: Zaragoza (2), Burgos; Vigo-Orense-León; León-Gijón; Ciudad Real-Alicante; Red Catalunya Exprés   

1994

Madrid: León (2), Palencia, Segovia, Vitoria (2), Albacete, Ciudad Real, Jaén (2); Vitoria: Zaragoza (2), Irún, Burgos; Orense-Gijón; Ciudad Real-Alicante; Red Catalunya Exprés   

1995

Madrid: León (2), Palencia, Segovia, Vitoria (2); Vitoria: Zaragoza, Irún, Burgos; Orense-Gijón; red Catalunya Exprés

1996

Madrid: León (2), Palencia, Segovia, Vitoria (2); Zaragoza-Miranda; Vitoria-Irún, Burgos, Zaragoza (2); Orense-Gijón; red Catalunya Exprés

1997

Zaragoza: Arcos, Binéfar, Mora, Navarra, Rioja, País Vasco y Castilla-León; red Catalunya Exprés

1998

Zaragoza: Huesca, Arcos, Binéfar, Mora, Navarra, Rioja, País Vasco y Castilla-León; red Catalunya Exprés

1999

Zaragoza: Arcos, Binéfar, Mora, Navarra, Rioja, País Vasco y Castilla-León; red Catalunya Exprés

2000

Zaragoza: Arcos, Binéfar, Mora, Navarra, Rioja, País Vasco y Castilla-León; Valladolid-Burgos-Miranda-Vitoria-Pamplona; red Catalunya Exprés

2001-03

Zaragoza: Arcos, Binéfar, Mora, Navarra, Rioja, País Vasco y Castilla-León; Valladolid-Burgos-Miranda-Vitoria-Pamplona.

2005-10

Valladolid-Miranda-Vitoria-Pamplona-Castejón; Zaragoza-Logroño-Miranda


Electrotrén 432-012 Irún-Madrid y 444 Irún-Vigo. 1988. José Ignacio López


Servicios regionales (1987-2010)

Electrotrén 432-006 con un regional exprés en Madrid-Chamartín. 1989. Ignacio Martín Yunta

En 1987 comenzó el paso de los primeros trenes a servicios regionales, perdiendo completamente en 1988 su categoría de trenes de largo recorrido. Con epicentro en Madrid y Barcelona les fueron asignados trenes “regional exprés” en relaciones de hasta 500 kilómetros.

Electrotrén con un regional exprés saliendo de Madrid-Chamartín. 1989. Enrique Vives, colección Xavier Tomás

Para los nuevos “regional Exprés” los 432 fueron la columna vertebral desde 1988 en la recién constituida UN de Regionales, primero con los electrotrenes de primera generación y luego con los 444 a partir de 1989. Gracias a los electrotrenes de las dos primeras generaciones fue posible constituir la red “Catalunya Exprés” en 1992.

Maniobra de acoplamiento en Grisén de los electrotrenes de Logroño y Pamplona a Madrid. 1987

Estacionado en León el electrotrén 627 Barcelona-Vigo. 1988. Jordi Rallo

Antes fue creado en 1987 el primero de los “Regional Exprés”, el “Pullman L’Ampurdá” Barcelona-Figueras, al que pronto se añadirían otros a Ripoll, Manresa y Port Bou.

Electrotrén saliendo de San Vicente de Calders hacia Barcelona. 1985. Ricard Ricón

Entre 1989 y 1994 tuvieron un importante papel en los “Regional Exprés” radiales hacia muchas capitales castellanoleonesas y castellanomanchegas, incluyendo varios servicios con prolongados a Toledo entre 1989 y 1993. Trenes a Vitoria, Ávila, Segovia, Valladolid, Palencia, León, Burgos, Ciudad Real, Puertollano o Albacete y otros como los Ciudad Real-Alcázar-Albacete y Ciudad Real-Alicante “Costa de la Mancha”.

Electrotrén 432-009 con el "Río Adaja" Madrid-Ávila-Valladolid en Pitis. 1991. Ignacio Martín Yunta

Además de los núcleos de Madrid y Barcelona, a partir de 1989 se destinaron algunos trenes a otras regiones: León, extendiendo su radio de acción a Galicia y Asturias, llegando a realizar el recorrido completo Vigo-Gijón y otros recorridos regionales en el eje Miranda-Burgos-Valladolid-Medina y, en 1989 a Andalucía, con el “Guadalquivir” Jaén-Córdoba-Sevilla-Cádiz, Sevilla-Cádiz y Huelva. Además de estos trenes interregionales, el servicio radial heredero del “electrotrén” anterior entre Jaén y Madrid.

Electrotrén con colores largo recorrido en Sevilla-Plaza de Armas. 1991. Miguel Cano López-Luzatti


Interiores de 1ª, 2ª y espacio cafetería en la época de su retirada

También entre 1990-91 se encargaron de varios servicios “Interurbano”, de carácter “ómnibus” ante la escasez de material rodante adecuado a estos servicios, compartiendo estos servicios con los electrotrenes de tercera generación 444-500. Y en 1992 añadieron el corredor Zaragoza-Pamplona-Vitoria.

Electrotrén 432-003 en Toledo. 1991. Ángel Rivera

Ver entrada “Trenes con nombre propio”.

En 1994 la mayor parte de los electrotrenes 432 fueron asignados a la red “Catalunya Exprés” y también empezaron a circular en el corredor regional Burgos-Vitoria-Irún, incrementando, en general, su papel como tren regional frente al mayor peso anterior de los “regional exprés”.  

Electrotrén en un servicio regional exprés por La Rúa.Petín. 1991. Phil Richards

Electrotrén 432-001 en Burgos con la composición de dos coches. 2006. José Ignacio López

En 1997 comenzó el trasvase de los electrotrenes de León, Madrid y Barcelona a los depósitos de Zaragoza y Miranda, perdiendo la mayor parte de los servicios más rápidos de carácter regional, a favor de otros con mayor número de paradas en el valle del Ebro a Aragón, Navarra, La Rioja, llegando a Vitoria, Burgos y Valladolid.

Electrotrén 432-006 con el regional exprés Zaragoza-Logroño en la estación de Delicias. 2006

Desde 2004 los diez trenes supervivientes se concentraron en el depósito de Miranda hasta su final el 27 de mayo 2010, cuando quedaban cinco trenes en activo en los corredores Logroño-Castejón-Zaragoza, Pamplona-Castejón-Zaragoza y Burgos-Miranda-Vitoria-Pamplona.

Electrotrén 432-002 en Miranda. 2008. Ignacio Martín Yunta

Electrotrén 432-015 en Zaragoza el Portillo. 1988. Vicente Miralles

Electrotrén por tierras cántabras. Años 70. Enrique Vives, colección Xavier Tomás


Continúan en la entrada sobre los electrotrenes 444, segunda generación de electrotrenes